mapa y brújula

Orientarse con mapa y brújula

Estamos tan acostumbrados ya al GPS en el reloj y el teléfono móvil que a muchos se les ha olvidado ya cómo es orientarse con mapa y brújula ¿verdad? Pues tenemos que deciros que, si os gusta la montaña y soléis rutear habitualmente, saber manejarse con mapa y brújula es fundamental.

¿Qué pasaría si de repente te quedas sin batería en el teléfono? ¿Y la señal del GPS se pierde?

Por esto es por lo que debes aprender sí o sí a manejarse con mapa y brújula.

La brújula.

Debes tener muy claras cuáles son las partes que componen una brújula:

  • La flecha de dirección de la brújula.
  • La regla (que habitualmente a un lado estará en centímetros y al otro en pulgadas).
  • El limbo giratorio que indica los 4 puntos cardinales y se divide en 360º.
  • La aguja magnética (verás que el extremo de diferente color indica el norte magnético).
  • La flecha indicadora del norte (N).
  • Y el soporte transparente para la lectura de mapas.

Y ahora sí: ¿cómo nos orientamos con mapa y brújula?

  • En la medida de lo posible, usa una brújula de mapa, transparente.
  • Coloca el mapa en un lugar siempre plano o sujetado en horizontal con las manos y coloca la brújula sobre él.
  • Rota el mapa (sin mover la brújula) hasta que la vertical del mapa, que indica la dirección norte-sur, con el norte en la parte superior, quede alineada con la aguja magnética. Con esto ya tendríamos orientado el mapa hacia el norte…pero sería el norte magnético.
  • Toca girar el limbo rotatorio hasta que la aguja magnética se encuentre dentro de la flecha indicadora del Norte (letra N). Así la N apuntará al norte y a su vez todas las indicaciones del limbo (N, S, E, O) corresponderán a las reales.

Si hemos corregido los grados de declinación, podremos ver en la N del limbo la dirección del norte geográfico. Ahora por fin el mapa quedará orientado al norte y podremos identificar los accidentes del terreno y cuál es la dirección que queremos seguir.

Parece difícil, pero creednos, cuando lo haces un par de veces, ¡es más sencillo!

[CONSEJO] Si nos admitís un consejo que os ayudará mucho a entender más sobre la orientación, aspecto básico en montaña, os recomendamos a participar en una prueba de orientación, tanto a pie como en bicicleta si podéis. Será no solo divertido, sino que también os ayudará a mejorar y aprender sobre la orientación en montaña.

portabebés en montaña

Montaña y naturaleza: ¿cómo escoger el portabebés?

¿Qué pasa cuando tienes hijos y eres un amante de la montaña? ¡Nada en absoluto! Simplemente, hay que comprarle al enano o enana de la casa, un portabebés para que vaya a la montaña con el resto de la familia.

Ahora, ¿cómo escogerlo? Porque hay tantas opciones…Te contamos en qué debes fijarte.

portabebés en montaña

Lo primero que tienes que preguntarte es: ¿a partir de qué edad puedo utilizarlo? Esto dependerá en parte del fabricante del portabebés que en ocasiones especifican meses pero también tamaño y peso mínimo. Es importante tener en cuenta que el bebé debe ser capaz de controlar el peso de su cabeza sobre su cuello perfectamente, con lo que es probable que tengas que esperar al menos hasta los 6 meses.

El centro de gravedad. Si vamos a llevar al niño a la espalda, se situará alto, para que pueda disfrutar del paisaje mirando hacia adelante. La “pega” es que si se mueve mucho, repercutirá en nuestra comodidad y puede desequilibrarnos pero la mayoría de portabebés pueden ajustar la altura.

También es importante tener claro que no vas a poder realizar cualquier tipo de actividad con el portabebés y estarás algo más limitado pero quitando actividades de muchas horas o técnicas, todo lo demás está casi permitido.

portabebés en montaña

Ventajas de un portabebés en montaña

  • Comodidad gracias a la amortiguación que es similar a la de una mochila de carga.  
  • Distribución del peso similar al de una mochila de carga y con buenas opciones de respaldo y cinturón.
  • Seguridad ante posibles tropiezos o caídas.
  • Asas para poder levantar el portabebés sin riesgo para el niño.
  • En algunas marcas, también disponen de reposapiés y sujetacabeza.
  • Función también de mochila porque llevaremos al niño pero también nuestra ropa, accesorios, sus cosas…
  • Tiene pata de apoyo que permite que el portabebés se mantenga solo de pie.
  • Dependiendo de las marcas, también suelen tener como opción el protector del sol, de lluvia y también de los dichosos mosquitos.
  • Algunos llevan hasta sistema de hidratación

A la hora de decidirte por un modelo en concreto, dependerá también del tipo de actividad que le vayas a dar. Si sales mucho con ella, si solo será de forma esporádica, para trayectos más largos o más cortos…

Eso sí, una de las cosas más importantes que nunca puedes dejar al azar es el ajuste de la mochila. Cada persona tiene una constitución y un cuerpo diferente, una forma de caminar. Una mochila mal ajustada puede ocasionarte más cansancio, posibles lesiones e incluso accidentes. Ten en cuenta que alrededor del 80% del peso que vamos a cargar, debe recaer sobre el cinturón y por eso esa pieza es de las más importantes. Teniendo el ajuste del cinturón correcto, después ajustarás los tirantes.

No te preocupes si te toca salir solo o sola con él. Colocarse y quitarse el portabebés es más sencillo de lo que parece. Si no tienes a nadie que te ayude, puedes apoyarlo en el suelo, aprovechando su pata de apoyo. Así colocarlo y quitártelo, será más sencillo.

Y ahora cuéntanos: ¿ya tienes tu portabebés o aún falta el propio bebé? ¡Te leemos!

ultra trail

¿Qué material necesitas para correr un ultra Trail?

Puede que en una salida de 10 kilómetros apenas necesites material, pero cuando te toca superar los 100k, créenos, el material y su correcta elección, se convierten en vitales.

Hoy os contamos lo que para nosotros es material indispensable que nunca puede faltar en un ultra Trail, bajo nuestra humilde opinión. ¡Allá vamos!

Material Ultra Trail

Ya sabes que a la hora de competir en más de 100k, por lo general, la organización te va a obligar a que cargues contigo todo lo necesario que puedas necesitar en el transcurso de la carrera. ¡Ojo! Una cosa es el material obligatorio, que tiene que ver con nuestra seguridad y otra el material adicional que quieras llevar tú porque consideres que te va a hacer falta.

ultra trail

Ahora bien, si no vas a competir, pero vas a hacer por tu cuenta una carrera de 100k, igualmente te recomendamos que cargues con todo lo que vas a necesitar en pro de tu seguridad.

¿Qué es lo que suelen pensar algunos corredores a veces cuando se enfrentan a un ultra Trail? Cuanto más ligeros vayamos…menos nos cansaremos y menos tardaremos. ¡Error!

Esto no siempre es así. A no ser que seas Kilian Jornet o Pau Capell, si eres como nosotros, del montón, te va a tocar cargar con material. Piensa que puede que haya pruebas más facilonas (raro) pero que muchas de ellas, a lo largo de 100k, te sorprenderán con recorridos muy técnicos en los que te va a hacer falta material específico.

Así que, metiéndonos en faena, lo que nosotros nos llevaríamos sí o sí a un ultra Trail:

  • Calzado. Aquí depende mucho de cada uno. Puedes escoger zapatillas para cross, media maratón, ultra distancia…Lo que está claro es que cuanto menor sea la distancia, más reactivas serán y cuanto mayor sea, más protección y amortiguación. ¿Quieres ir más rápido o quieres ir más despacio y seguro? Es cosa tuya…
  • Ropa técnica. De por sí, siempre vamos a llevar ropa técnica corriendo en montaña (o deberíamos). En el caso de un ultra Trail, con más razón. Vas a correr de noche seguramente. Puede que haga mucho frío o incluso que hasta llueva o nieve. Así que no te olvides nunca de llevar un cortavientos impermeable, unos manguitos, guantes y buff, eso como indispensable. No-Te-La-Juegues.
  • Mochila. Obviamente si tienes que cargar con todo el material, tendrás que hacerlo en una mochila. Puedes tener tu mochila desde 5L, pero para un ultra, te diríamos que la menos te quedes con 10L. Por norma general, todas vienen ya a modo chaleco para permitir pegárnoslas todo lo posible al cuerpo y ajustarla cada uno a su antojo. Lo que buscamos es que, al ajustarlas, el peso no nos desequilibre.
  • Hidratación. Cuidado que en un ultra Trail puedes quedarte solo durante unos cuantos kilómetros y cargar con agua para nosotros es basiquísimo. Pero claro, toca buscar cargarla de tal forma que no nos sea incómodo ni nos imposibilite correr. Los chalecos/mochila que normalmente usamos ya llevan incorporados en la parte delantera el espacio para guardar un par de bidones. Nosotros meteríamos al menos medio litro en cada bidón.
  • Bastones. También importantísimos. No sabes lo que los vas a agradecer para descansar ligeramente las piernas en algún momento y subir una buena pendiente cuando las fuerzas flaquean. Antes pesaban mucho y antiguamente no podías desmontarlos y cargabas con ellos todo el rato en la mano, pero ahora con los telescópicos, los desmontas y los fijas en el cinturón por ejemplo y no molestan prácticamente nada.
  • Frontal. No parece muy fácil terminar un ultra Trail con horas de luz. Muy posiblemente te atrape la noche y para ello, nada mejor que un frontal porque si ya de por sí la montaña durante el día puede ser peligrosa, ¡no te imaginas de noche! ¿Estás pensando en linterna? Ni hablar. Las manos libres y frontal en la cabeza. Es lo más cómodo.
  • Alimentación. Comer tendrás que comer. Ya no solo por las horas que estés corriendo sino porque además vas a desgastarte muchísimo y necesitarás reponer energías. Si estás compitiendo, contarás en determinados puntos con avituallamiento sólido por lo general. Pero a la hora de cargar tú con comida, seguramente te tires a geles y barritas. Son la opción más cómoda. El tema de la alimentación para un ultra Trail es extremadamente complejo porque lo que le funciona a una persona, no tiene por qué funcionarle a otra. Hay que probar y testear mucho antes de la carrera.

Y así, a groso modo, este es el material indispensable que llevaríamos nosotros. Como adicional, puedes llevar algún spray anti rozaduras o vaselina, gafas de sol, silbato, manta térmica, cargador para el móvil adicional, reloj con GPS…y etc., etc., que quizás no sea un material tan indispensable como el que te hemos descrito más arriba.
¿Algo que consideres que nos hayamos dejado y que para ti es básico en un ultra Trail? ¡Te leemos en comentarios!

ultra trail
apps para montaña

Top apps para montaña

La realidad es que hoy en día, manejamos todo (o casi todo) ya desde nuestro smartphone y claro, cuando salimos a la montaña, también podemos sacarle mucho jugo a nuestro teléfono si conocemos bien cuáles son esas apps que nos harán la vida más fácil de ruta en plena naturaleza. ¡Te lo contamos!

Encontrar las apps adecuadas puede ser una auténtica locura, lo sabemos. Y es que hay cientos y cientos y a veces uno no sabe realmente cuál escoger y cuál o cuáles merece la pena descargarse.

Vamos a dividirlas en diferentes bloques:

Cartografía

Si hablamos de cartografía, porque seamos sinceros, cargar con el mapa ahora ya pocos lo hacemos, casi todas las apps te permiten el registro del track de nuestra ruta, pero eso sí, el GPS del teléfono no es tan preciso como uno específico de montaña. Aquí hacemos un parón para recordarte el post que escribimos sobre ello ya que sí que te recomendamos que te hagas con un buen GPS de montaña.

Apps para montaña

Pero si hablamos de apps, una de las más famosas y que seguro que te suena es Wikiloc. Es probablemente la app para senderistas y montañeros más descargada y conocida. La fiabilidad del track es muy cuestionable pero es interesante para hacer un seguimiento de nuestras rutas pregrabadas o consultar imágenes de satélite de la zona en la que estamos.

Meteorología

Nos mudamos a meteorología para recomendarte dos apps:
Por un lado, Aemet, el servicio meteorológico de referencia en España. La app es cierto que no es la mejor pero sus previsiones son seguramente las más fiables.

También tienes Rain Alarm que te alertará en tiempo real de las lluvias que se acercan a tu posición y así quizás ahorrarte algún chaparrón o al menos intentar ponerte a cubierto.

apps para montaña

Actividad

A todos nos gusta mejorar ¿no? Por eso si hablamos de apps para entrenar y llevar el seguimiento de nuestra evolución, toca hablar de Strava, otra de las grandes conocidas. Tanto a la hora de caminar por montaña como para Trail, es una opción muy recomendable.

Y después de entrenar, también nos gusta (confesémoslo) compartir nuestras actividades y rutas y para ello, te recomendamos la app Relive, que te permitirá registrar tus actividades y obtener estadísticas clave. ¿Lo mejor de esta app? Convierte tus actividades en historias en video 3D.

Seguridad

Sin duda, para nosotros una de las apps imprescindibles es My112 porque la seguridad está por encima de todo y con esta app podrás comunicar directamente con el centro de emergencias enviando tu posición actual al operador que te está atendiendo y así ayudar en tu localización.

Y ya si nos ponemos “afilando” más, te diremos que también puedes descargarte la App Linterna porque incluye lo que llaman soporte de gestos, esto es, la puedes encender y apagar simplemente sacudiendo el móvil un par de veces para no ir pendiente de tener que darle con el dedo. No está mal y te puede salvar de haberte dejado la linterna de verdad en casa, pero dónde esté una buena linterna o frontal potentes…

apps para montaña

Con estas apps, que como ves no son muchas, tendrás lo básico para defenderte en tus salidas de montaña con tu teléfono. Eso sí, como última recomendación, te diremos que lleves el móvil al 100% de batería, una segunda batería extra por si acaso y por supuesto, no dependas única y exclusivamente del móvil. Avisa siempre a otras personas dónde vas y qué ruta vas a hacer. La tecnología nos ha facilitado mucho la vida, pero ¡un poquito de cabeza siempre! 😉
¡Gracias por leer!

mochila para montaña

Cómo escoger tu mochila para montaña

A la hora de lanzarnos a la montaña, no es tarea fácil (aunque lo parezca), la elección de la mochila que vamos a llevar. Pero ¡que no cunda el pánico! Vamos a contarte nuestros consejos para que sepas escoger la adecuada para cada momento.

  • Lo primero que debes tener en cuenta es la actividad que vas a realizar: si va a ser de un día o varios, una ruta muy técnica o, todo lo contrario, época del año, lugar, etc.
  • Ahora sí, en segundo lugar, toca valorar el tipo de material a utilizar en esa actividad, tanto material técnico como los “por si acaso” (ya sabes que, aunque sea verano, por ejemplo, siempre hay que llevar una prenda de abrigo y otra impermeable).
  • Por último, con todo lo anterior, ya podremos escoger la mochila para montaña más adecuada para la actividad que vamos a realizar.

¡Ojo! Nunca debes hacerlo al revés porque corres el riesgo de escoger una mochila ligera y luego dejarte cosas fueras imprescindibles porque no te caben. Del mismo modo puede pasar que escojas una mochila demasiado grande y llenarla de cosas que quizás no te hagan falta.

mochila para montaña

La cuestión y pregunta del millón: ¿ligereza o comodidad?

Pues como buenos gallegos te diremos que depende.

Que una mochila sea lo más ligera posible o lo más cómoda posible puede que no sea siempre lo más conveniente.

Para ello, lo primero que debemos hacer es analizar las diferentes partes de una mochila.

  • El cinturón lumbar. ¿Eres de los que piensan que el peso de la mochila recae sobre los hombros? Error. Entre el 75 y el 85% del peso debe recaer sobre el cinturón. Es muy importante que el diseño del cinturón se ajuste bien a nuestra anatomía porque de lo contrario, perderemos seguridad, equilibrio y sobre todo nuestra espalda sufrirá más de lo debido.
  • Tirantes. También deben ser anatómicos y por norma general, cuanto mayor sea la capacidad de la mochila y más peso deba sostener, más acolchados y voluminosos serán, pero actualmente han evolucionado tanto que deben permitir el movimiento sin problema.
  • Respaldo y bastidor. Imposible concebir una mochila para montaña sin respaldo cuando tenemos que transportar peso. Te va a aportar rigidez para que la carga de la mochila no se mueva y protegerá nuestra espalda.

Seguro que estás pensando en esos respaldos horribles en verano que dan mucho calor ¿verdad? Pero afortunadamente las marcas han mejorado mucho en este sentido y actualmente las mochilas de calidad incorporan una buena ventilación.

Con estos tres factores tan importantes, ya lo tienes casi todo para escoger mochila. Solo te falta la talla. ¿O pensabas que las mochilas no la tenían?

Escoger la talla

Lo habitual es que la talla se refiera a la longitud de la espalda y que obviamente afecta proporcionalmente a la anchura y longitud del cinturón lumbar.

Vale, te contaremos un secreto: en algunas mochilas de menos de 30 litros no existen las tallas, algo más o menos lógico. Ya que la talla será especialmente importante en mochilas de gran capacidad.

Para terminar, te contaremos cómo son las mochilas de trekking o senderismo, ya que son las que normalmente más usamos en nuestras rutas.

mochila para montaña

Suelen ser mochilas no muy técnicas, no muy estrechas y con poca base como las de escalada. Son más bien anchotas y uniformes para que se carguen bien y poder aprovechar su espacio interior. Dado que no vas a usarlas seguramente con arnés, el cinturón lumbar no se sitúa tan alto y tiene un tamaño correcto para que resulte cómodo y adecuado para la carga que se transporta.

Casi todas llevan bolsillos por dentro y por fuera, rejillas en el lateral y en algunas ocasiones, también bolsillo interno para tu sistema de hidratación y salida del tubo.

Ahora que ya tienes todos nuestros tips para escoger mochila para montaña, te tocará escoger entre las diferentes capacidades habituales que existen: menos de 20L, de 20 a 40L, de 40 a 65L o más de 65L.

Cuéntanos: ¿cómo es tu mochila? Después de leer el post: ¿es la adecuada? Te leemos en comentarios.

tiradas largas

Tirada larga en montaña: ¿qué comer?

Comencemos por definir o establecer un tiempo para una tirada larga, independientemente de la velocidad de cada corredor: 90 minutos. A partir de 90 minutos en carrera, lo consideraremos tirada larga y se hace especialmente importante la alimentación que realices.

Dentro de poco, nuestro CEO David, se enfrentará de nuevo a la distancia Ultra y os podréis imaginar que no solo los entrenamientos de carrera y fuerza son importantes sino que del mismo modo la alimentación e hidratación juegan un papel fundamental.

De ello dependerá que nuestro cuerpo tenga la energía necesaria para completar los entrenamientos y la competición y minimizar y controlar al máximo los posibles problemas gastrointestinales que podríamos tener.

¿Alguna vez te has preguntado por qué tenemos problemas gastro intestinales en ocasiones cuando corremos?

Tiene que ver con nuestro sistema sanguíneo y es que al correr, nuestra sangre se distribuye de forma desigual, a diferencia de cuando estamos en reposo. La sangre corre hacia los músculos que más esfuerzo realizan para poder llevarles mayor cantidad de oxígeno, lo que acarreará que el resto del cuerpo reciba menos cantidad de sangre y entonces, boom!, problemas en nuestro sistema digestivo.

tirada larga

Necesitamos comer antes de correr porque nos ayudará a que el sistema gastrointestinal siga funcionando mientras corremos. Si no hay comida en nuestro sistema digestivo, nuestro cuerpo pensará que la sangre no es necesaria en esa parte y la enviará a otras zonas que considere más necesarias.

Y bien: ¿qué necesita nuestro cuerpo a la hora de correr largo o mucho tiempo?

Normalmente, las tiradas largas las solemos realizar de mañana (no todo el mundo lo hace así pero os hablamos de lo habitual. Para cubrir adecuadamente a nuestro sistema digestivo deberíamos apostar por un buen desayuno que nos aporte entre 200 y 300 calorías.

¿Y qué consumiremos? Apostaremos por primar los hidratos de carbono (sin olvidarnos tampoco de las proteínas) pero te diríamos que el ratio podría estar en 3:1 dónde 3 serán los hidratos de carbono.

tirada larga

Lo ideal es consumir alimentos que tengamos más que testados y consumamos habitualmente. ¿Qué desayunamos nosotros en las tiradas largas? Algunos ejemplos combinando: plátano, tostadas de pan integral con aguacate (nunca olvidarnos de las grasas si vamos a correr largo), cereales, frutos secos, yogures, leche…

Ojo también al tiempo y es que también es importante que sepamos cuándo comer. Es un fastidio levantarse a las 6am para desayunar y entrenar entre 90 y 120 minutos después para digerir el desayuno pero créenos, tu estómago lo agradecerá.

Y como remate final, os dejamos con los 6 mandamientos que debes grabarte a fuego:

  • Nunca corras con el estómago vacío.
  • Evita probar alimentos nuevos antes de una tirada larga o una competición.
  • Hidratación, hidratación e hidratación. Antes, durante y después.
  • Consume hidratos de carbono equilibrados.
  • Cuida tu flora intestinal.
  • Alimentos azucarados, mejor que no.
    Y tú, ¿cuál es tu comida habitual antes de una tirada larga? Te leemos en comentarios. ¡Gracias por leer!
ropa técnica

Ropa técnica y ropa térmica

Con la llegada del invierno, seguro que no es la primera vez que te haces con ropa técnica y térmica para salir a la montaña, pero ¿sabrías cuáles son las diferencias entre ambas?
¿Cuántas veces has terminado un entreno y te das cuenta de que has tenido más calor del necesario? ¿O has cogido frío? ¿O incluso no has filtrado el sudor? Escoger la ropa correcta es la solución.

Objetivos de la ropa técnica y térmica

  • Ropa térmica: aislarte de la temperatura del exterior.
  • Ropa técnica: mantener tu temperatura corporal ajustándose a tu cuerpo. Es decir, no da calor.
ropa técnica


Con estas dos diferencias, ahora, a la hora de escoger ropa, la cosa cambia, ¿no te parece?

Dado que estamos en invierno, vamos a comenzar pensando que el frío va a ser uno de los principales enemigos en tus salidas. Y aunque te abrigues bien, habrás notado en ocasiones que sigues teniendo frío.

Debes saber que hay dos factores que aceleran el enfriamiento de tu cuerpo: el viento y las corrientes de aire que mueven el aire caliente de nuestro alrededor (el que generamos nosotros mismos), y el otro es la humedad (que transmite el calor hasta 25 veces más rápido que el aire).

Pero le sumamos otro “problemilla” y es que cuando nuestra actividad se intensifica, nuestro cuerpo reacciona son sudor, lo que hará que baje nuestra temperatura muscular.

¿Pero qué pasa cuando este sudor se queda atrapado en la ropa? Después volvemos a la calma y nuestros músculos ya no generan calor porque la humedad del sudor se ha quedado impregnada en la ropa y nos sigue enfriando.

Bien, ¡vamos a solucionarlo!

Primera lección: para no pasar frío cuando nos lanzamos a nuestras rutas en milpositivos, tenemos que olvidarnos del algodón. Estamos más que acostumbrados a este tipo de tejido para no pasar frío, pero se trata de un tejido que absorbe muchísimo la humedad y tarda bastante en secar por lo que para realizar una actividad al aire libre y más con frío, es sin duda la peor elección.

Por el contrario, la ropa térmica está compuesta por tejidos sintéticos como el nylon y derivados. Se trata de unos tejidos que harán que estemos más calientes ya que no absorben la humedad y secan con rapidez.

ropa técnica

En este sentido, te encontrarás con ropa térmica de diferentes grosores. Nuestra recomendación es que sea lo más fina posible porque cuanto menos se empape de sudor mejor y siempre podrás ponerte más capas.

Por otro lado, la ropa técnica que puede ser además perfectamente compatible con la térmica, debe ser cómoda y transpirable. Suelen ser prendas ajustadas pero que no opriman en ningún punto y diferenciadas tanto para hombre como para mujer. Con costuras planas, elásticos amplios y un tacto agradable que permita libertad de movimientos.

¿Cuándo vas a utilizar la ropa técnica?

Principalmente, por lo general, en actividades más aeróbicas. De ahí que las zonas de mayor sudoración del cuerpo sean las más aireadas siempre.
Como te decimos, ambas prendas son compatibles entre sí, pero dependiendo de la temperatura del clima y de la actividad a desarrollar, usarás una, otra o ambas.

montañismo

Libros recomendados sobre montañismo

Hoy nos toca hablar de algo más personal y es que queremos recomendarte alguno de los libros sobre montañismo que para nosotros son imprescindibles y siempre serán un buen regalo para alguien a quién le guste la montaña, ¿no te parece?

Como la lista podría ser eterna, hemos decidido “recortártela” a literatura más actual. ¡Allá va!

  • Más allá de lo posible.
    En enero de 2021, Nirmal Purja, escalador nepalí, logró la primera ascensión invernal de la historia al único ocho mil que hasta entonces no había sido escalado en invierno: el K2. Además de esto, Nirmal narra en su libro su reto de ascender los 14 ochomiles en poco más de seis meses.
montañismo
  • Atlas de montañas legendarias.
    Sin duda un imprescindible si quieres realizar un recorrido por las cimas más emblemáticas del mundo.
  • Sherpas: la otra historia del Himalaya.
    Interesante historia en la que se narra la ascensión a las montañas pero contada desde otro punto de vista que no solemos conocer: la de los sherpas.
  • Mi mundo vertical.
    El autor, Jerzy Kukuczka, es una de las pocas personas en el mundo que ha conseguido ascender los 14 ochomiles del planeta y nos habla en el libro sobre las dificultades de su tierra, Polonia, y de cómo las ha superado para cumplir su proyecto de alpinismo.
  • Bájame una estrella.
    De Miriam García Pascual, nos habla de pensamientos y experiencias con imágenes llenas de poesía e intimidad. Habla de sus viajes por América, de lo auténtico y sencillo, de sueños y promesas. Sin duda, un icono para jóvenes montañeros.
  • Annapurna, primer 8000.
    Nos vamos un poquito más atrás para conocer esta novela de Maurice Herzog en la que nos narra el ascenso al primer ochomil. Una historia desgarradora e impactante sobre una expedición francesa en el año 1950.
  • Everest 1996. Crónica de un rescate imposible.
    Una dramática narrativa en la que Anatoli Bukreev nos habla con voz propia, poco antes de su muerte bajo una avalancha en el Annappurna en el año 1997. Una perspectiva objetiva de la ambición humana enfrentada a una naturaleza inflexible.
  • Los conquistadores de lo inútil.
    Cerramos nuestra recomendación de literatura de montaña con un clásico. Tal vez uno de los libros más vendidos y leídos en todos los tiempos. Un imprescindible para quiénes no solo suben montañas sino que también sueñan con ellas.
    Lionel Terray fue calificado como una de las figuras más sobresalientes de la historia del alpinismo. Y sin duda es así como aperturista de primeras absolutas al Fitz Roy, Chacraraju, Jannu, Makalu o Mont Huntington. En su actividad en los Alpes destacan la primera repetición de la Norte del Eiger y la Cassin al Piz Badile en siete horas y media, ambas con Louis Lachenal.
    Fallece a los 44 años en un accidente de escalada. Su carácter arriesgado y la pasión inmensa con la que vive cada una de sus ascensiones hacen de él un escritor fuera de serie.

Ahora ya tienes literatura para rato pero cuéntanos: ¿has leído alguno de estos libros? Si tienes algún otro favorito, te leemos en comentarios.

esquí de montaña

Qué es el esquí de montaña

En pleno invierno ya y con el frío a las espaldas, hoy os hablamos de esquí de montaña o como seguramente lo hayas escuchado también: esquí de travesía o skimo.

Pero ¿qué le pasa a esta modalidad en especial y en qué consiste?

Se trata de una modalidad en la que encontramos dos partes separadas y pensarás…¿dos? Muy fácil: la primera parte, que consta de la subida a la montaña caminando y una segunda, la bajada, que la realizaremos efectivamente esquiando.

esquí de montaña

En esa primera parte de travesía caminando, es importante que tengas en cuenta la necesidad de llevar la ruta MUY bien planificada o en su defecto y más recomendable, que la realices con un profesional cualificado ya que se requiere de un alto conocimiento de montaña y una planificación muy cuidadosa durante toda la experiencia. Hay que ser siempre conscientes de los peligros que acarrea la nieve y el mal tiempo y más si no llevas una correcta planificación.

Esta subida se realiza normalmente con los esquís a la espalda o cubriéndolos con una cubierta llamada “piel de foca” que evitará que los esquís deslicen y puedas subir con ellos la montaña.

esquí de montaña

¿Qué materiales son necesarios?

  • Esquís, obviamente. Más ligeros que los habituales de esquí alpino.
  • Pieles de foca como te contábamos para poder subir sin que deslicen los esquís.
  • Fijaciones, que serán algo diferentes a las tradicionales y que te permitirán levantar el talón en las subidas y bloquearlo para las bajadas. También son más ligeras.
  • Botas. Seguramente uno de los elementos más diferentes con respecto a la disciplina de esquí alpino. Piensa que las botas de esquí de montaña pueden pesar entre 500gramos y un kilo y tienen un sistema en el que la caña puede estar móvil, permitiendo el movimiento natral de andar pero también se podrán bloquear en las bajadas.
  • Bastones, que serán más altos y ligeros que los de esquí alpino. Además, tanto la empuñadura como la roseta y la punta, también son diferentes para que el bastón no se hunda en la nieve más de lo necesario y tampoco se quede clavado en el hielo.
esquí de montaña

Ni qué decir tiene que esta disciplina NO es para debutantes sino para esquiadores avanzados y con alto dominio del esquí. La razón es sencilla: requiere un manejo avanzado de los esquís y no tanto por la dificultad a la hora de bajar sino por saber controlar también los diferentes tipos de nieves y sus texturas con los que te vas a encontrar.

¿Por qué nos gusta tanto el esquí de montaña?

Para nosotros, en milpositivos, es sencillo: aúnan la montaña con el esquí y todo lo que signifique montaña y naturaleza, para nosotros es un “must”. Las posibilidades del esquí de montaña son infinitas y es imposible aburrirse. El clima siempre cambia de un día para otro, también la propia nieve, los colores, el paisaje, etc.

Se trata de subir y bajar montañas de todo tipo, topándote con un sinfín de rincones distintos y naturaleza en estado puro. Una auténtica experiencia sin duda 100% recomendable. Eso sí, ten en cuenta que se trata de un deporte MUY exigente y que requiere esfuerzo, sacrificio, resistencia, compañerismo y mucho respeto por la montaña.

¿Nuestra recomendación? Aunque más bien diríamos que debería ser obligación: comenzar por aprender a en esquí alpino, antes de lanzarnos a probar el esquí de montaña. Tu seguridad debe primar por encima de cualquier otra cosa.

Y ahora cuéntanos: ¿lo has practicado alguna vez? ¿Y el esquí alpino? ¡Te leemos!

slow travel

Slow Travel, ¿pero eso qué es?

Vivimos en un mundo “non stop” y parece que ahora tras atravesar una pandemia, hemos aprendido también a valorar los momentos de relax y más calmados. Hemos aprendido a viajar y disfrutar a un ritmo más lento y tranquilo y es entonces cuando ha surgido el “movimiento” slow travel, pero ¿qué es exactamente?

Slow Travel, una forma diferente de viajar

Si lo traducimos al español para que nos quede claro, diremos que sencillamente se trata de “viajar sin prisas” pero ahondando un poco más en lo que implica esta nueva forma de viajar, te diremos que se trata de viajes que nos enseñan a desconectar, bajar marchas y disfrutar al máximo del viaje sin importar nada más. Disfrutar sin prisas. Sí, diríamos que sería la mejor frase en la que se puede resumir.

No nos engañemos: nos siguen encantando las rutas intensas, cortas o largas y correr por montaña, pero es cierto que de vez en cuando, un viaje más slow, con la familia y amigos, nunca viene mal.

Foto: impulsonegocios.com

Atrás quedan los viajes de “pulserita” con todo incluido en los que precisamente la calidad, no siempre era la mejor (todos hemos pasado por este tipo de viajes alguna vez). En los Slow travel, la CALIDAD es lo que prima por encima de todo. No se trata de cubrir una lista de un montón de sitios por conocer y tacharlos sino de compartir con las personas con las que viajamos un viaje con calma y en sintonía con lo que nos va a rodear. ¿Qué te parece esta idea nueva?

Pero, ¿realmente es un movimiento nuevo?

Pues no, no te vamos a engañar. No es un nuevo invento de forma de viaje. Se inició ya a finales de los 80 como una especie de contestación al acelerado ritmo de vida que vivíamos en las ciudades. Un movimiento en contra de la rapidez generalizada de todo. De hecho, por aquel entonces surgió incluso el movimiento “slow food” que abogaba por la tradición local, buenos alimentos y el conocer un lugar a través del paladar. Qué buena pinta esta idea ¿verdad?

Algo así, estaba claro que terminaría expandiéndose y llegar hasta nosotros. Y además como te decimos, ahora tras una pandemia, se ha hecho aún más presente este nuevo movimiento.

Foto: lasexta.com

¿Cómo disfrutar del slow travel?

Muy sencillo. El mejor consejo que podemos darte es que cualquier lugar es bueno para hacer slow travel. Desde pequeñas aldeas pintorescas, bosques encantados, montañas escarpadas, o pequeños pueblos con alto valor arquitectónico. Todo es perfecto si cambiamos nuestro “chip” interno y pensamos, como te dijimos al principio, en sencillamente desconectar y disfrutar.

Y obviamente, aquí en milpositivos, tratándose de un grupo de enamorados de las montañas, no podemos dejar de recomendarte todos y cada uno de los destinos que tenemos preparados para ti. Recuerda que los tienes todos disponibles AQUÍ y que además ahora tienes la opción de escogerlos ¡a la carta!

Ahora que conoces este nuevo movimiento slow travel, ¿qué te parece? ¿Vas a practicarlo o ya lo practicabas? Te leemos en comentarios.

error: Content is protected !!
Usamos cookies, como todas las webs, para mejorar tu experiencia   
Privacidad