trail running

No es que seamos muy mayores ya pero sí que somos conscientes de lo que ha cambiado el mundo de los sistemas de hidratación en trail running en los últimos años. Aún recordamos aquellos años en los que metíamos un depósito de agua en la mochila, conectado por un tubo hacia fuera para beber. ¡Cuánto ha cambiado todo!

  • Mochila con depósito. Sí, este sistema sigue existiendo aunque es poco frecuente. Ojo, en corredores de montaña porque en ciclismo se siguen usando muchísimo. Pero en nuestro caso, supone bastante inconvenientes: no sabemos cuánta agua nos queda, toca quitar la mochila para rellenarla de agua, peso…
  • Chalecos. La evolución de la mochila. Uno de nuestros sistemas favoritos. ¿Por qué? Porque se pegan al cuerpo permitiendo que corramos sin notarlo demasiado y sin que nos desestabilice. Los chalecos que podemos encontrar hoy en día son ligeros y permiten unas capacidades que van desde los 3 litros hasta los 12, lo que los convierten en una opción fantástica dependiendo de la distancia que vayas a correr, desde un minitrail hasta un ultra maratón.
  • Bidones. Aquí podríamos decir que pueden usarse tanto en los chalecos a modo de bidones flexibles (soft flask) o rígidos pero también en cinturón, otra de las opciones que se están usando mucho. También puedes optar por llevarlo en la mano si es una distancia corta y te va a costar beber poco pero no te lo recomendamos, no es muy cómodo.
trail running

Ahora también se están usando mucho los bidones con tubo de extensión porque facilitan aún más la hidratación porque la boquilla te queda justo al lado de la boca, para que no tengas que agachar la cabeza o sacar el bidón del chaleco para beber.

Los bidones flexibles son comodísimos pero también es cierto que son menos resistentes que los rígidos.

trail running
  • Vasos. Y te preguntarás ¿vasos? Pues sí. En muchas carreras verás que ya la organización no dispone de vasos de plástico para ofrecer a los corredores (un aplauso por ello) y somos los corredores los que tenemos que cargar con nuestro vaso. Hay mil opciones pero los que son plegables y puedes colgar de la mochila, son estupendos y no pesan nada. Pero sobre todo, no te cuesta ningún trabajo llevarlo.

Nosotros ya tenemos nuestra opción favorita pero cuéntanos: ¿cuál es la tuya?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
Usamos cookies, como todas las webs, para mejorar tu experiencia   
Privacidad
¿Hablamos?
1
¿Tienes alguna duda?¡Cuéntanos!
¡Hola! ¿Tienes alguna duda sobre nuestras rutas? Cuéntanos y te ayudamos 😉