potabilizar el agua

¿Cómo potabilizar el agua en la montaña?

En nuestras salidas a la montaña, no vamos a ir cargados con litros y litros de agua. Es fundamental aprender a purificar y potabilizar el agua y aunque pueda parecer complicado, tranqui, vamos a enseñarte cómo hacerlo.

Aunque pueda parecer en alta montaña por ejemplo que el agua sea potable, créenos, es mejor potabilizar y asegurarnos para librarnos de posibles problemas intestinales.

Antes de explicarte cómo potabilizar el agua, hay varias cosas que debes tener en cuenta:

  • Usa agua que corra. Huye del agua estancada a ser posible.
  • Cuánto más cerca del nacimiento, mejor. El agua de manantial será mucho más segura que la de río.
  • Evita el agua en zonas de ganado.

¿Y todo esto por qué?

Los microorganismos nocivos

Porque puedes encontrar microorganismos nocivos como:

  • Virus, que son los más pequeños e invisibles al ojo humano. Además será complicado eliminarlos con la mayoría de sistemas físicos de filtrado. Pero también es cierto que no suponen un problema en alta montaña (a diferencia de las bacterias que sí lo suponen).
  • Bacterias, más grandes que los virus y que pueden ser eliminadas con purificadores físicos. Pueden causar cólera, tifus…¡mucho ojo!
  • Parásitos, que son los microorganismo más grandes y también se pueden eliminar con purificadores físicos.

Ahora sí: ¿cómo potabilizar el agua?

  • Hirviéndola. Una de las formas más sencillas pero que por desgracia no es siempre posible. Además, si tienes mucha sed, te va a tocar esperar a que el agua enfríe. Si vas de campamento, es fácil que cuentes con gas, hornillo y cazo para hacerlo pero en el resto de casos, seguramente no.
  • Sistemas de purificación física. Son los sistemas no químicos que habitualmente más se usan como filtros con membranas de 0,1 a 0,2 micrones de diámetro de poro que conseguirán eliminar hasta el 99,9% de bacterias y parásitos. Para que te hagas una idea, el virus Codiv-19 tiene un diámetro entre 0,1 y 0,16 micrones.

Si corres en montaña, es más que probable que uses bidones para beber durante el camino ¿verdad? Por si no lo sabías, la mayoría de ellos incorporan un sistema de filtrado de 0,1 a 0,2 micrones dependiendo del modelo y así, si tienes que rellenar agua de cualquier bidón, eliminarás bacterias y posibles parásitos, en el caso de que los hubiera, que no es habitual.

  • Potabilización por ultravioleta. Inventazo, sí. Ha revolucionado el mundo de la purificación del agua. Se trata de un pequeño aparato de apenas 140 gramos que con la luz ultravioleta elimina de forma NO química el 99,9% de las bacterias, parásitos y virus. Además te avisa con una luz led cuando el agua está preparada para beber. Increíble.
  • Por último, la potabilización química a través de pastillas o gotas. Suelen estar combinados con cloro o con iones de plata y también hay gente que usa lejía apta para consumo.

Sus ventajas están claras: tienen un precio bajo, no pesan nada, ocupan poquísimo espacio y eliminan todos los virus incluso en lugares muy humanizados en los que pueda ser un problema contar con agua potable.

Pero también tienen lógicamente sus inconvenientes que son: agua con sabor a cloro (que puedes camuflar mezclándola con isotónico), no es recomendable su uso continuado sino que debemos limitarlo en el tiempo, hay que esperar al menos 30 minutos para consumir el agua y con agua fría, que es lo habitual en alta montaña, su eficacia disminuye.

Y ahora cuéntanos: ¿cuál de estos sistemas sueles utilizar en tus salidas de montaña cuando te toca purificar el agua?

Te leemos en comentarios.

tienda de campaña

Evita la condensación en tu tienda de campaña

Sí, nos ha pasado a todos las primeras veces y es realmente molesto a la hora de dormir en la montaña pero tiene solución. Hoy te explicas cómo decir adiós a la condensación en tu tienda de campaña.

¿Qué es la condensación?

Lo primero que debemos hacer es entender qué es la condensación. Se trata de un fenómeno físico que se da cuanto la humedad del aire ambiental se condensa y acumula en el interior de la pared de nuestra tienda de campaña. Esto sucede porque la superficie interior se caliente mientras que la zona exterior permanece fría y esa diferencia de temperatura a ambos lados de una misma superficie, genera las odiadas gotas de condensación.

condensación

Como te imaginarás, la condensación se produce sobre todo en zonas en las que hay mucha diferencia de temperatura del día a la noche. Y además hay otros factores que influyen y favorecen la condensación si estamos en una tienda de campaña:

  • La lluvia. Satura la humedad del ambiente y es más fácil que aparezca la condensación.
  • Calentar líquidos dentro de la tienda, también satura el ambiente.
  • Tener ropa húmeda, sudada o sucia como zapatos, toallas, calcetines…
  • Nuestra respiración y calor corporal que frente a esto sí que no podemos hacer nada.

Aunque te parezca increíble, el principal motivo de condensación dentro de la tienda somos nosotros mismos. Un adulto en reposo suele tener entre 15 y 18 exhalaciones por minuto. Imagínatelo: podemos exhalar entre 800 mililitros y 2 litros de agua al día. Si redondeas a 8 horas de sueño, podemos producir 500ml de agua al ambiente.

Lo importante: ¿cómo evitamos la condensación?

  • Ubicación. Resulta muy bonito acampar al lado del río y tener el agua cerca pero no es la mejor opción. Habrá mayor densidad del aire saturado de vapor de agua y se acumulará en las zonas bajas del terreno.
  • Ventilación. La solución habitual y una de las mejores. Aumentar el flujo de aire dentro de la tienda es lo que va a permitir que el vapor de agua pueda escapar. Claro que cuando estás durmiendo por la noche, no vas a despertar para abrir la tienda de par en par. Pero es recomendable hacerlo durante el día para liberar de vapor la tienda lo máximo posible.
  • Doble techo. Tener doble techo en las tiendas no es algo estético sino que cumple una función importante y es que proporciona un mejor aislamiento del frío, del calor y obviamente de la humedad. La condensación se genera por diferencia de temperaturas y gracias al doble techo, el vapor que generamos queda en esta superficie para no contactar con la lona exterior.
  • Tensa bien la tienda y evita al máximo posible los pliegues. Pliegue que quede, favorece la formación de gotas de agua.
  • No dejar absolutamente nada húmedo dentro de la tienda.
  • También tienes la opción de usar un deshumidificador pero cuando llevas la tienda a cuestas, esto no es una opción. Sin embargo para campamentos fijos, disponer de él para las noches, no es una mala idea porque existen sin enchufe.

Con estos consejos vas a conseguir reducir la condensación pero no nos engañemos, se trata de un fenómeno natural y siempre existirá en lugares con diferencia de temperaturas. Eso sí, podrás reducirla mucho y a la hora de dormir y sobre todo despertar, lo agradecerás.

apps para montaña

Top apps para montaña

La realidad es que hoy en día, manejamos todo (o casi todo) ya desde nuestro smartphone y claro, cuando salimos a la montaña, también podemos sacarle mucho jugo a nuestro teléfono si conocemos bien cuáles son esas apps que nos harán la vida más fácil de ruta en plena naturaleza. ¡Te lo contamos!

Encontrar las apps adecuadas puede ser una auténtica locura, lo sabemos. Y es que hay cientos y cientos y a veces uno no sabe realmente cuál escoger y cuál o cuáles merece la pena descargarse.

Vamos a dividirlas en diferentes bloques:

Cartografía

Si hablamos de cartografía, porque seamos sinceros, cargar con el mapa ahora ya pocos lo hacemos, casi todas las apps te permiten el registro del track de nuestra ruta, pero eso sí, el GPS del teléfono no es tan preciso como uno específico de montaña. Aquí hacemos un parón para recordarte el post que escribimos sobre ello ya que sí que te recomendamos que te hagas con un buen GPS de montaña.

Apps para montaña

Pero si hablamos de apps, una de las más famosas y que seguro que te suena es Wikiloc. Es probablemente la app para senderistas y montañeros más descargada y conocida. La fiabilidad del track es muy cuestionable pero es interesante para hacer un seguimiento de nuestras rutas pregrabadas o consultar imágenes de satélite de la zona en la que estamos.

Meteorología

Nos mudamos a meteorología para recomendarte dos apps:
Por un lado, Aemet, el servicio meteorológico de referencia en España. La app es cierto que no es la mejor pero sus previsiones son seguramente las más fiables.

También tienes Rain Alarm que te alertará en tiempo real de las lluvias que se acercan a tu posición y así quizás ahorrarte algún chaparrón o al menos intentar ponerte a cubierto.

apps para montaña

Actividad

A todos nos gusta mejorar ¿no? Por eso si hablamos de apps para entrenar y llevar el seguimiento de nuestra evolución, toca hablar de Strava, otra de las grandes conocidas. Tanto a la hora de caminar por montaña como para Trail, es una opción muy recomendable.

Y después de entrenar, también nos gusta (confesémoslo) compartir nuestras actividades y rutas y para ello, te recomendamos la app Relive, que te permitirá registrar tus actividades y obtener estadísticas clave. ¿Lo mejor de esta app? Convierte tus actividades en historias en video 3D.

Seguridad

Sin duda, para nosotros una de las apps imprescindibles es My112 porque la seguridad está por encima de todo y con esta app podrás comunicar directamente con el centro de emergencias enviando tu posición actual al operador que te está atendiendo y así ayudar en tu localización.

Y ya si nos ponemos “afilando” más, te diremos que también puedes descargarte la App Linterna porque incluye lo que llaman soporte de gestos, esto es, la puedes encender y apagar simplemente sacudiendo el móvil un par de veces para no ir pendiente de tener que darle con el dedo. No está mal y te puede salvar de haberte dejado la linterna de verdad en casa, pero dónde esté una buena linterna o frontal potentes…

apps para montaña

Con estas apps, que como ves no son muchas, tendrás lo básico para defenderte en tus salidas de montaña con tu teléfono. Eso sí, como última recomendación, te diremos que lleves el móvil al 100% de batería, una segunda batería extra por si acaso y por supuesto, no dependas única y exclusivamente del móvil. Avisa siempre a otras personas dónde vas y qué ruta vas a hacer. La tecnología nos ha facilitado mucho la vida, pero ¡un poquito de cabeza siempre! 😉
¡Gracias por leer!

origen sherpas

El origen de los sherpas

Siempre os hablamos de consejos y rutas pero, de vez en cuando, nunca viene mal un post sobre historia y ¿qué mejor historia que el origen de los sherpas? Si hablamos de montaña y más de alta montaña, ellos son sin duda uno de los protagonistas. ¡Conozcamos su historia!

Los sherpas son un grupo étnico que reside en la zona montañosa de Nepal y cuyo nombre en tibetano tiene un significado: “gente del este”.

El origen de los sherpas lo encontramos realmente en el Tibet, pero emigraron hace varios siglos hacia la zona sur en los valles nepalíes del Himalaya en busca de tierras más fértiles y así poder vivir de la agricultura, pero también de la cría del Yak.

¿Sabías que la cordillera del Himalaya tiene unos 2600 kms de largo y atraviesa varios países como China, Nepal, India y Bután? Y para más curiosidad, te diremos que su nombre proviene de la unión de dos palabras: Hima (nieve) y Alaya (lugar). Se trata de la cadena montañosa más alta del planeta con 9 de las 14 montañas por encima de los 8000 metros sobre el nivel del mar.

La gran mayoría de los sherpas (se estima que un total de 150000 personas) viven en el este de Nepal. La población más antigua de estos sherpas se encuentra en Pangboche y se establecieron allí hace ya más de 300 años.

Hoy en día llamamos sherpa a cualquier guía o transportista de expedición en el Himalaya gracias a su especial aclimatación a la altura.

origen sherpas

Como curiosidad también te diremos que los Sherpas insisten en hacer una diferenciación entre su etnia y el resto de porteadores. Por tanto, si hablamos de Sherpas con S mayúscula, nos referiremos a la étnia y sherpas con minúscula, al resto de porteadores.

Los primeros Sherpas fueron contratados por europeos que ya descubrieron la gran resistencia que tenían al frío, la altura y falta de oxígeno. No en vano, residen habitualmente a una altitud igual a la del pico más alto de Europa.

Con la participación de los sherpas en las expediciones, el tiempo de ascensión se redujo considerablemente, lo que permitió que los exploradores concentraran sus esfuerzos en la logística de la expedición.

Los sherpas se encargan de las tiendas, comida, gasolina, ropa, bombonas de oxígeno, etc…os podéis imaginar la gran cantidad de tiempo que se ahorra en las expediciones gracias a ellos.

Rangos de sherpas

De hecho, se han llegado a especializar tanto que hay diferentes rangos de sherpas según lo que transportan:

  • Sirdar (el jefe Sherpa). Es el escalador de mayor reputación y normalmente guía de alta montaña certificado. Organiza a todo el equipo de sherpas.
  • Sherpa de altura. Son los porteadores que remontan la montaña desde el campamento base hasta los diferentes campos de altura. Algunos también son guías certificados de alta montaña.
  • Icefall doctors. Son los sherpas encargados de acondicionar los pasos de glaciar más delicados.
  • Sherpa “base”. Son los porteadores que no pasan del campamento base: cocineros, pastores de yaks…
origen sherpas

Y te estarás preguntando: ¿pero ¿qué tienen los sherpas y cómo lo hacen?

Según un estudio del 2015 realizado por Denny Levett (socia fundadora de Xtreme Everest), la fortaleza de los sherpas se debe a que su adaptación a la altura ocasiona que sus mitocondrias sean mucho más eficientes en el uso del oxígeno que la capacidad que tenemos el resto de los humanos que residimos a menor altitud.

Además, se ha llegado a demostrar que, a una gran altura, el flujo de sangre en sus vasos sanguíneos, que se hacía más lento en los voluntarios que no eran sherpa, permanecía normal en ellos.

Así pues, lo que os contábamos al principio sobre su principal actividad de agricultura, terminó por cambiarse al porteo en equipos para escaladores al convertirse en una actividad económica muy rentable.

¿Qué os ha parecido su historia? ¿La conocías?

mochila para montaña

Cómo escoger tu mochila para montaña

A la hora de lanzarnos a la montaña, no es tarea fácil (aunque lo parezca), la elección de la mochila que vamos a llevar. Pero ¡que no cunda el pánico! Vamos a contarte nuestros consejos para que sepas escoger la adecuada para cada momento.

  • Lo primero que debes tener en cuenta es la actividad que vas a realizar: si va a ser de un día o varios, una ruta muy técnica o, todo lo contrario, época del año, lugar, etc.
  • Ahora sí, en segundo lugar, toca valorar el tipo de material a utilizar en esa actividad, tanto material técnico como los “por si acaso” (ya sabes que, aunque sea verano, por ejemplo, siempre hay que llevar una prenda de abrigo y otra impermeable).
  • Por último, con todo lo anterior, ya podremos escoger la mochila para montaña más adecuada para la actividad que vamos a realizar.

¡Ojo! Nunca debes hacerlo al revés porque corres el riesgo de escoger una mochila ligera y luego dejarte cosas fueras imprescindibles porque no te caben. Del mismo modo puede pasar que escojas una mochila demasiado grande y llenarla de cosas que quizás no te hagan falta.

mochila para montaña

La cuestión y pregunta del millón: ¿ligereza o comodidad?

Pues como buenos gallegos te diremos que depende.

Que una mochila sea lo más ligera posible o lo más cómoda posible puede que no sea siempre lo más conveniente.

Para ello, lo primero que debemos hacer es analizar las diferentes partes de una mochila.

  • El cinturón lumbar. ¿Eres de los que piensan que el peso de la mochila recae sobre los hombros? Error. Entre el 75 y el 85% del peso debe recaer sobre el cinturón. Es muy importante que el diseño del cinturón se ajuste bien a nuestra anatomía porque de lo contrario, perderemos seguridad, equilibrio y sobre todo nuestra espalda sufrirá más de lo debido.
  • Tirantes. También deben ser anatómicos y por norma general, cuanto mayor sea la capacidad de la mochila y más peso deba sostener, más acolchados y voluminosos serán, pero actualmente han evolucionado tanto que deben permitir el movimiento sin problema.
  • Respaldo y bastidor. Imposible concebir una mochila para montaña sin respaldo cuando tenemos que transportar peso. Te va a aportar rigidez para que la carga de la mochila no se mueva y protegerá nuestra espalda.

Seguro que estás pensando en esos respaldos horribles en verano que dan mucho calor ¿verdad? Pero afortunadamente las marcas han mejorado mucho en este sentido y actualmente las mochilas de calidad incorporan una buena ventilación.

Con estos tres factores tan importantes, ya lo tienes casi todo para escoger mochila. Solo te falta la talla. ¿O pensabas que las mochilas no la tenían?

Escoger la talla

Lo habitual es que la talla se refiera a la longitud de la espalda y que obviamente afecta proporcionalmente a la anchura y longitud del cinturón lumbar.

Vale, te contaremos un secreto: en algunas mochilas de menos de 30 litros no existen las tallas, algo más o menos lógico. Ya que la talla será especialmente importante en mochilas de gran capacidad.

Para terminar, te contaremos cómo son las mochilas de trekking o senderismo, ya que son las que normalmente más usamos en nuestras rutas.

mochila para montaña

Suelen ser mochilas no muy técnicas, no muy estrechas y con poca base como las de escalada. Son más bien anchotas y uniformes para que se carguen bien y poder aprovechar su espacio interior. Dado que no vas a usarlas seguramente con arnés, el cinturón lumbar no se sitúa tan alto y tiene un tamaño correcto para que resulte cómodo y adecuado para la carga que se transporta.

Casi todas llevan bolsillos por dentro y por fuera, rejillas en el lateral y en algunas ocasiones, también bolsillo interno para tu sistema de hidratación y salida del tubo.

Ahora que ya tienes todos nuestros tips para escoger mochila para montaña, te tocará escoger entre las diferentes capacidades habituales que existen: menos de 20L, de 20 a 40L, de 40 a 65L o más de 65L.

Cuéntanos: ¿cómo es tu mochila? Después de leer el post: ¿es la adecuada? Te leemos en comentarios.

pluma

Pluma o fibra en invierno, ¿qué es mejor?

Se acerca el mal tiempo, asumámoslo, vamos camino del invierno y dejamos atrás los pantalones cortos y las camisetas de tirantes para hacer acopio de prendas de abrigo con pluma o fibra para este invierno. Pero ¿qué es mejor?

Seguro que habrás utilizado alguna vez los forros polares y softshells pero la diferencia de estos con la pluma o la fibra es que ocupan un volumen fijo sí o sí. El plumífero tiene la capacidad de expandirse y comprimirse ocupando un mínimo espacio en la mochila y eso es un puntazo a su favor.

pluma

Escoger pluma o fibra

Te vamos a dar unos cuantos consejos para que tú mismo escojas qué es lo que mejor se adapta a ti:

  • Cuando hablamos de peso, una chaqueta de pluma ofrece mejor aislamiento térmico que la fibra (hablando de igualdad de peso claro).
  • Mucho ojo con el tema de la impermeabilización que a veces nos volvemos locos. Las chaquetas con un tejido exterior impermeable y en consecuencia, transpirable, tienen dos limitaciones considerables: son más pesadas y además transpiran peor que con un exterior que esté solo hidrofugado. Si necesitas sí o sí impermeabilización, nuestro consejos es que superpongas una chaqueta ultraligera como tercera capa (con columna de agua superior a los 10000 milímetros).
  • Ni la pluma ni la fibra son perfectas para cualquier tipo de situación.
    • Es cierto que las de fibra tienen secado rápido, son cortavientos y menos delicadas para usar con la mochila. Si desgarras el tejido por cualquier motivo, no pasa nada porque sobresaldrá un poco la lámina de fibras entrelazadas de poliéster pero podrás terminar la actividad abrigado.
    • Las de pluma tardan bastante en secar y son más caras si hablamos de igualdad de calidad con respecto a la fibra. Si tienes la mala suerte de desgarrar el tejido, vivirás la fiesta de la pérdida de copos de pluma en cantidad. Eso sí, abultan casi la mitad que una prenda sintética y pueden mantener sus propiedades aislantes ¡hasta el triple de tiempo!

Lo que está claro es que cada uno somos diferentes y sentimos el frío de una manera distinta. Si eres friolero, será mejor que te hagas con una chaqueta por ejemplo de 400 gramos de peso total de pluma que con una ultraligera de 300 gramos que te va a abrigar menos.

pluma

Cuando vayas a comprarte tu chaqueta de fibra o pluma, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué cantidad de relleno?. El grosor que va a tener la chaqueta. A mayor grosor, más calor.
  • ¿Calidad del relleno? Capacidad de que el material se expanda o comprima.
  • ¿La voy a usar mojada?
  • ¿La voy a usar mientras practico deportes de alta o baja intensidad aeróbica?
  • ¿Qué presupuesto tengo?

Respondiendo a estas preguntas creemos que vas a localizar tu chaqueta para el invierno de forma rápida y sin demasiadas complicaciones.

Y ahora cuéntanos: si ya tienes chaqueta, ¿qué especificaciones elegiste? Te leemos en comentarios.

tienda de campaña

Escoger tienda de campaña para montaña

Elegir tu tienda de campaña perfecta para ir a la montaña, no es tarea sencilla: hay infinidad de opciones dependiendo del espacio, protección, resistencia, peso y también el uso que vayas a darle.

El peso

Uno de los factores que más suele influir a la hora de escoger tienda de campaña suele ser el peso. Con respecto a una tienda para hacer camping, en la montaña nos va a tocar cargar a nosotros a cuestas con la tienda de campaña y cuando se trata de rutas largas, el peso se nota y mucho, créenos. La ligereza se convertirá en una aliada.

Pero ¿cuál es el problema entonces? Pues que cuanto más ligera es la tienda, habitualmente menor será su tamaño. Y si quieres buen tamaño y buena resistencia, su precio se incrementará bastante. De aquí que debas estudiar muy bien qué tipo de ruta vas a hacer, tiempo y dónde, porque es probable que te toque sacrificar algunas características para dar prioridad a otras.

Algo importante que te va a tocar tener en cuenta a la hora de consultar el peso de las tiendas es que los fabricantes te indicarán 2 pesos:

  • Uno suele venir indicado como peso mínimo y es el peso de la tienda sin piquetas ni vientos.
  • Y el mayor peso completo: tienda, más piquetas y vientos.

¿Por qué se hace así? Para comparar la igualdad entre diferentes tipos de modelos y marcas. Y es que las piquetas y vientos conllevan un peso importante y no todas las tiendas llevan la misma calidad de piquetas.

tienda de campaña

Estructura de la tienda de campaña

Pensemos en la estructura de la tienda de campaña: mono capa o doble capa.

  • Monocapa. Muy pocas tiendas emplean una sola capa. Y es que su principal problema es la condensación. La respiración condensará en las paredes y caerá sobre nosotros y ya te avisamos que en zonas en las que haya alta humedad además, hará incluso inutilizable la tienda.

Si vas a usarla en zonas en las que te puedas permitir una buena ventilación y haga buen tiempo y temperatura, puede llegar a tener algo más de sentido.

  • Doble capa. Con un doble techo, los problemas de condensación van a solucionarse rápido ya que la cubeta interior, cerrada, no es de material impermeable sino de rejilla, que no absorberá la humedad y el doble techo ofrece aperturas en el suelo, ventilando.

Dimensiones

En cuanto a las dimensiones y el número de plazas, has de pensar que no te puedes ceñir en un “largo x ancho”. Piensa en una altura que te permita permanecer sentado en el suelo y moverte por la tienda sin arrastrarte como una serpiente.

También tendrás que escoger número de plazas y tener en cuenta lo que suelen indicar las marcas para entenderlo bien:

  • Si la marca indica 2 plazas, es que entrarán dos.
  • SI indica que es de 2-3 plazas, será para dos personas con más espacio para material (a no ser que queráis ser 3 enlatados y sin posibilidad de meter material).

Con lo que nuestra recomendación es que si vas a ir solo, cojas una de 1-2 plazas para poder guardar tranquilamente el material que lleves a cuestas.

Diseño y habitabilidad

Por último, poco más podemos añadirte en cuanto a diseño y habitabilidad que dependerá mucho de lo que busques.

Ten en cuenta que las tiendas con un diseño de paredes inclinadas, penalizan el espacio interior pero es cierto que emplean menos material.

Las paredes más verticales sin embargo, optimizan el espacio y la comodidad. En este sentido, te va a tocar valorar qué es lo que más te compensa y qué vas a sacrificar.

Como ves, escoger tienda de campaña para la montaña, no es tarea fácil. Valora muy bien cuánto tiempo vas a cargar con la tienda, en qué zona vas a dormir, la meteorología y las noches que dormirás fuera para decantarte por un modelo u otro.

tienda de campaña
frontal para montaña

Frontales para montaña: ¿cómo deben ser?

Tanto si vas de ruta nocturna, a un refugio, haces alpinismo, montañismo, incluso para BTT o corriendo, vas a necesitar un frontal para montaña. Ahora bien, ¿te sirve cualquiera? No. ¿Depende de la disciplina que vayas a practicar? Sí.

Como ya te habrás imaginado, la iluminación en montaña, independientemente de la actividad que vayas a realizar, es fundamental. ¿Podrías usar una linterna? Sí, claro. Pero una de las ventajas principales del frontal es que liberarás las manos y podrás centrarte en la actividad que estés practicando. Y por otro lado, con un frontal, el haz de luz sigue nuestra mirada: allá dónde mires, siempre estará iluminado.

frontal para montaña

En el mercado podrás encontrar un sinfín de frontales diferentes pero para hacerte la vida un poquito más fácil, vamos a destacar lo que para nosotros serían las características principales en las que te deberías fijar:

  • Potencia: la cantidad de luz que emite el frontal. La verás expresada en lúmenes (lm). Cuanto más sean los lúmenes, mayor portencia.
  • Iluminancia o el nivel de iluminación: es el flujo luminoso que incide sobre una superficie y se mide en lux (lx).

¿Por qué es tan importante esto en un frontal para montaña? Fácil:

  • En cuanto a potencia, poco más hay que añadir. Cuánto más potente sea el frontal, más luz y en consecuencia más lejos llegará.
  • Con la iluminancia, lo que nos indica es la luz real que llega a cada objeto que se ilumina. No dependerá claro está, tan solo de la potencia sino también del ángulo. Si el ángulo es muy cerrado, a la misma distancia, más luz recibirá el objetivo. Sin embargo si el ángulo es muy abierto, recibirá menos lux y se verá menos iluminado. Fácilmente entendible ¿verdad?

Y ahora, teniendo en cuenta potencia y la iluminancia, nos queda un último factor importantísimo: la autonomía del frontal.

Lo “habitual” es que cuanto mayor sea la potencia, menos autonomía y duración de las baterías. Pero ahí entra en juego el poder jugar con la intensidad del frontal, dependiendo de la situación, nivel de luz y lugar en el que nos encontremos para evitar un desgaste innecesario de baterías.

Por eso encontrarás seguramente en el mercado dos tipos de frontal para montaña:

  • Aquellos que tienen una luz estándar o que disminuye, esto es que según la batería se va gastando, su potencia también baja.
  • Luz constante, aquellos en los que la potencia se mantiene durante toda la vida útil de la batería.

Y entonces: ¿cuál elegir? Como buenos gallegos te diremos que “depende”. Depende de las horas que vayas a necesitar de uso, de la actividad, de si tienes la opción de carga de las baterías, etc.

También hay que tener en cuenta que aunque hablemos de baterías que pueden cargarse fácilmente ya con un cable USB, también encontrarás la opción de aquellos que funcionan con pilas AA o AAA.

¿Cuáles de las dos opciones es mejor? Pues está claro que cambiar las pilas cuesta dinero y además, generas un mayor residuo con lo que como recomendación particular, nosotros te recomendaremos las baterías. Es cierto que las pilas, si llevas de repuesto, difícilmente te quedarás sin luz pero siendo precavido…no deberías tener este problema.

Como último punto, comentarte que también encontrarás frontales compactos o de cajetín de baterías externo. Aquí también dependerá un poco de gustos. Antiguamente la caja era externa pero desde la aparición de los LEDs, muchos frontales son compactos (batería y luz juntos).

Y ahora que ya conoces las características básicas de los frontales, cuéntanos: ¿tienes ya el tuyo o estás pensando en hacerte con él? Y de ser así, ¿en qué modelo estás pensando?

¡Te leemos en comentarios!

botiquín

Cómo preparar tu botiquín para la montaña

La primera pregunta que debemos hacerte hoy es: ¿llevas botiquín a la montaña cuando sales de ruta? Probablemente, la mayoría de vosotros responda no. ¡Gran error!

Especialmente para rutas largas o de más de un día, es indispensable (y para nosotros obligatorio) contar con un botiquín de primeros auxilios porque nunca se sabe lo que puede pasar.

Aunque siempre esperamos no tener que usarlo, te contamos lo que no puede faltar en ese botiquín.

Imprescindibles en tu botiquín

  • Analgésico, para un dolor general. Para bajar la fiebre, paracetamol.
  • Antiinflamatorio.
  • Algo para la diarrea, uno de los problemas habituales: Fortasec por ejemplo.
  • Anti ácidos para el dolor de estómago.
  • Colirio para limpiar y calmar posibles afecciones en los ojos.

Obviamente, te recomendamos que cada cierto tiempo, revises la fecha de caducidad de los medicamentos porque si no usas el botiquín habitualmente, conviene llevar una revisión de todos para saber si están en buen estado.

Y deberías consultar con un médico sobre este tipo de medicamentos para que te pueda recomendar opciones o comentar contigo si necesitas alguna cosa adicional.

Qué llevar para la limpieza de heridas

  • Un tubito de suero fisiológico.
  • Povidona yodada (Betadine por ejemplo) como solución antiséptica.
  • Vendas compresivas elásticas.
  • Esparadrapo.
  • Gasas estériles.
  • Tiras de aproximación.
  • Tiritas.
  • Pinzas pequeñas.
  • Tijeras.
  • Agujas estériles.

Y como recomendaciones para prevenir otros posibles problemas, aunque quizás no sea algo propiamente de botiquín pero sí te pueden salvar de más de un apuro:

  • Manta térmica, obligatoria.
  • Pastillas de glucosa.
  • Sales minerales para la deshidratación.
  • Pastillas para potabilizar el agua.
  • Guantes estériles.
  • Crema solar con protección total.
  • Repelente contra los mosquitos si vas a una zona muy calurosa y soleada.
  • Tapones para los oídos si tienes dificultades para conciliar el sueño.

Sabemos lo que estás pensando: ¡cuántas cosas! Pero créenos, al final no son tantas. No ocupan mucho y te pueden salvar la vida.

También es importante tener en cuenta la duración de la actividad (porque no es lo mismo una ruta de una mañana que pasar fuera varios días) y la climatología que vaya a hacer esos días.

¿Crees que hay alguna cosa que nos hayamos dejado? O ¿qué más material o medicación indispensable crees que no puede faltar en tu kit de montaña?

¡Te leemos!

GPS senderismo

Escoger GPS para hacer senderismo

Si ya conoces nuestras rutas y has venido a algunas de ellas, sabrás que el GPS es uno de nuestros grandes amigos y puede ser un gran ayudante como guía.

Un GPS es sin duda uno de los mejores aliados para disfrutar con total seguridad de cualquier salida en la montaña, tanto si vas a pie como en bici.

Pero seguro que ahora muchos os estaréis preguntando: ¿para qué usar GPS cuando puedo descargar un sinfín de aplicaciones en el móvil?

Ventajas del GPS

Aquí te dejamos con lo que para nosotros son sus ventajas por encima de una app:

  • Son fuertes, robustos y resistentes. Soportan caídas y rasguños que un teléfono móvil no podría (y damos fe de ello).
  • Toleran condiciones climáticas duras y si tu teléfono no es muy amigo del agua o el frío, la batería te dirá adiós muy rápidamente.
  • Tienen una gran autonomía. Suelen funcionar con baterías recargables o pilas desechables y es especialmente importante cuando realizamos rutas largas de por ejemplo más de un día.
  • La pantalla táctil del GPS podrás usarla incluso cuando esté mojada o llena de polvo. Tienen una fantástica visibilidad bajo la luz del sol y se pueden usar incluso con guantes, algo que no podrás hacer con el teléfono.
  • Precisión mucho mayor que la de un teléfono y con infinitas opciones de personalización gracias a la cobertura por satélite de PS y GLONASS.

Y ahora que ya te hemos convencido de la importancia de contar con GPS en tus salidas, vayamos a la parte que nos toca: escogerlo.

¿En qué fijarte a la hora de escoger GPS?

No podemos decirte que escojas uno u otro, pero sí darte las pistas y características en las que te debes fijar a la hora de hacerte con uno.

  • Pantalla y manejabilidad.

Pueden ser de pantalla táctil y los de botonera. Nos dirigimos hacia lo táctil de forma generalizada, pero tendrás qué valorar qué te resulta más cómodo y fácil de manejar para ti.

  • Peso y tamaño.

Piensa que de por ti, es probable que, en rutas además largas, lleves bastante peso en la mochila con lo que quizás el peso y tamaño jueguen un papel importante.

  • Tipo de baterías que utilizar.

Lo ideal es que use baterías intercambiables estándar para que puedas intercambiar por unas de repuesto.

  • Memoria interna.

A valorar tanto la interna como la posibilidad de usar tarjetas externas adicionales.

  • Construcción, materiales y protección del dispositivo.

De por si los GPS para usar en ruta, deben tener una constitución bastante robusta para aguantar las inclemencias meteorológicas, así como caídas, humedad, polvo, etc.

  • Brújula digital.
  • Altímetro barométrico.
  • Software y mapas para el dispositivo.

Importante que los mapas que usemos con nuestro GPS sean compatibles con los dispositivos que tenemos porque no todos los mapas lo son y por supuesto no todos tienen la misma calidad así que presta especial atención a ello.

  • Usabilidad con software libre.

Valorable que puedas usar la cartografía de otras fuentes y no solo limitarte a un software privado comercial.

Y ahora que ya conoces todas las características a tener en cuenta a la hora de escoger un GPS y con toda la oferta que tienes en el mercado, cuéntanos: ¿cuál ha sido tu elección?

error: Content is protected !!
Usamos cookies, como todas las webs, para mejorar tu experiencia   
Privacidad